Banco de Tiempo (BdT) Central

Una Vision de Independencia y Conveniencia para Todos

M. El precio que pagamos por nuestra riqueza es que no podemos hacer nada por los problemas que crea

Posted by FernanDoylet en enero 25, 2009

( traducido del libro “Poor because of Money” )

La existencia de la pobreza es algo a lo que nos acostumbramos, y se vuelve mas fácil acostumbrarse; pero acaso nos sentimos confortables atrás de una cerca de alambre electrificada con 10000 Voltios, y un perro bravo en el patio? No estaremos cerrando nuestros ojos muy facilmente a la realidad?

Ablando con propiedad, es sorprendente que podamos vivir con la idea de que en algún lugar en el mundo, niños de 5 años trabajen en basureros entre hediondeces nauseabundas buscando por pequeños pedazos viejos de papel y metal, solo para poder ganar lo suficiente para comer. Lo he logrado aceptar; he notado que se vuelve aceptable, y lo mas probable es que usted sienta de igual manera. Hemos descubierto formas de ignorarlo, para ponerlo a un lado, o ni notarlo nunca mas. También es demasiado frustrante lidiar con la realidad, por lo que hacemos casi cualquier cosa para evitarla. La mejor excusa que podemos tener es la convicción de que no hay nada que podamos hacer al respecto. Esta es una manera muy saludable de ver las cosas; ofrece una forma legitima para ignorar la miseria interminable en la que tienen que vivir millones de personas. Esta convicción también nos esta costando: perdemos una parte importante de nuestra humanidad. Involucrarnos con todo lo que esta vivo, lo que fue y lo que sera, es esencial para nuestro desarrollo mental. El hecho del que he logrado esconderme atrás de algunos argumentos, es lo que ahora observo como pobreza.

M.a. El costo de nuestra riqueza

El costo de nuestra riqueza es mas alto de lo que pensamos. ¿Con que frecuencia la riqueza material no dirige el desarrollo personal de valores materiales? ¿Con que frecuencia nota lo ocupado que estamos protegiendo el engrandecimiento de nuestra riqueza? Nuestras necesidades aumentan sin darnos cuenta; no es a propósito, es un desarrollo autónomo. En el mercado de valores se estudian las inversiones con intensidad; es un juego absorvente, pero de no tener cuidado, se estaría ocupando solo con “otros ricos”. Como las ganancias son un (el) juego, las perdidas son reales. Cuando las necesidades y las posibilidades de satisfacerlas siguen creciendo, tenemos menos y menos tiempo. Es estres es parte de del estilo de vida actual.

“Aquellos que tienen la mayoría, son los que tienen la menor presencia.

Ellos crecen sin raíces, sin identidad cultural, y con la única consciencia social de que la realidad es peligrosa.”

Referencia: De Omgekeerde Wereld, Eduardo Galeano.

En muchos países, el mundo de los adinerados de clase media comienza atrás de un muro de seguridad, cubierto con vidrios rotos; ahí es donde se sienten seguros; pero las paredes hechas para mantener al mundo furioso afuera, también mantienen sus propias vidas adentro. Muchos Africanos blancos de Shanton, un suburbio lujoso cerca de Johannesburg, no se atreverían a mostrar sus caras en un vecindario negro no muy lejano.

Hay 10000 Voltios alrededor de su propiedad, y tiene un perro muy bravo. Hay barrios ricos alrededor de Los Ángeles, que tienen sus propias escuelas, sus propias tiendas, su propia seguridad; incluso, formando su propia jurisdicción. Los niños de esta gente adinerada ya no salen del área. Galeano, el escritor Latino-Americano, escribió en su libro “El Mundo al Revés” sobre como los hijos de los ricos en Río de Janeiro o Buenos Aires no saben nada acerca del metro en sus propias ciudades, pero si están familiarizados con el Metro en París. Ellos crecen con la única consciencia social de que la realidad es peligrosa. El precio de la riqueza es también el miedo de perderlo todo; miedo de ser robado; miedo de ser secuestrado.

Al mismo tiempo, las personas de clase media en muchas partes del mundo están tomando una posición incierta; ellos tienen el temor constante de que pueden perderlo todo de un día a otro.

Esto me quedo muy claro unos años atrás, cuando leí una frase en la pared de un barrio marginal de Buenos Aires: ‘Bienvenidos Clase Media’.

Por supuesto que no es tan obvio para nosotros; pero de veras ¿es tan diferente para nosotros?

Un muro virtual (completo) con vidrios rotos y alambre de púas existe alrededor de Europa, con el mismo propósito que las paredes alrededor de las villas en SudAfrica; es el precio que pagamos por nuestra riqueza; un precio que aceptamos porque no conocemos una alternativa, y no creemos que tenemos el poder de hacer algo al respecto. Tarde o temprano debemos oponernos a esto, porque no podemos vivir así! Yo quisiera sentirme humano sin sentirme atrapado en un nudo de frustración porque no hay nada que pueda hacer al respecto. Creyendo en mi propio sentimiento de impotencia, quizás me ofrece un grado de seguridad, pero en el fondo me sigue molestando; siento que hay ciertas conexiones entre mi mundo y los eventos desastrosos, que comprar productos de ‘comercio justo’ no es suficiente; mientras tanto, nosotros podemos comprar 15 clases de comida diferentes para nuestros gatos: corazón, pollo, conejo, pato, carne de res, cordero, paté de atún, ave con res, pescado de mar, carne de ternera, sardinas, ternera y pollo, pavo, pavo y cordero, y salmón. Perro y ratón, los sabores favoritos del gato, no están disponibles. Solo para poder comer lo que le damos a comer a nuestros gatos, otras personas estarían dispuestas a trabajar bajo las peores circunstancias.

Es tiempo de despertarnos. La alternativa es que vivamos nuestras vidas como una especie de monstruo psicótico dividiendo al mundo en dos partes; nuestro propio lugar, conocido y confiable, y el resto del mundo; y que nos sintamos amenazados del avance de extranjeros y ciudadanos enloquecidos.

Esta es quizás mi mayor motivación interior para escribir este libro. Creo que he superado la convicción de que nada se puede hacer al respecto. Hay movimiento en el sistema monetario; y como consumidores, nosotros podemos darle un empujón a ese movimiento en la dirección correcta. [Zap U]

Tenemos muchas razones para buscar (trabajar) soluciones estructurales en forma colectiva!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: