Banco de Tiempo (BdT) Central

Una Vision de Independencia y Conveniencia para Todos

Propuesta del Movimiento Idealista

Imagine, Conéctese, Actúe

Es tiempo de que los idealistas del mundo trabajen juntos (en serio)

Camine por la calle o abra cualquier periódico, y vera algo que lo hará pensar, “Estamos en el 2009, tenemos gobiernos, organizaciones, universidades, TV, radio, email, teléfonos celulares, una estación espacial… ¿y esto está sucediendo? ¿Por qué?”

Probablemente por muchas razones, lo que puede parecer fuera de lugar.  Usted sabe que esto -cual sea la historia o situación que le conmovió- está equivocado o penoso o temible o un desperdicio horrible; y todos sabemos que con todos los recursos que tenemos ahora, deberíamos hacer mucho más sobre tantos de nuestros problemas locales y globales.

El problema, por supuesto, es que la vida es complicada.  La gente tiene egos e intereses y opiniones diferentes, y los grupos tienen antecedentes y conflictos.  Estas cosas son reales y siempre estarán con nosotros, pero ¿qué tal si hay alguna forma de evitarlas?  ¿Qué tal si viendo al mundo de un punto de vista diferente pudiéramos crear rápidamente una red de personas y organizaciones que nos permitan hacer la mayoría de lo que cada uno de nosotros tiene para ofrecer, en línea y en persona?

Aquí encontrara una visión para esta red, un camino y un plan para lograrla, y una invitación a ser parte de este movimiento desde el comienzo.

Tres desafíos que pueden unirnos

Cuando vemos las noticias, nos llegan problemas de todas clases y nos abruman.  Guerra, pobreza, corrupción, cambio climático, crisis financiera, sistemas de salud y educación deteriorados… Estos problemas, y muchos otros, son grandes y complejos; y no podemos tan solo levantarnos y resolverlos.

Pero cambiemos nuestra perspectiva por un momento.  En lugar de afrontar este torrente de noticias, hagámonos a un lado y véalo pasar por su lado por un minuto o dos.  Si hacemos esto, podemos ver tres desafíos que atraviesan todos los asuntos y comunidades.  Estos desafíos son silenciosos -muy poco los vemos en las noticias- pero nos afecta a todos nosotros.  Y si los podemos vencer, la mayoría de nuestros otros problemas serán más fáciles de resolver.

Estos tres desafíos son:

1. Una gran brecha entre nuestras buenas intenciones y nuestras acciones.

2. Nuestros problemas están conectados, pero nosotros no.

3. El mundo está lleno de buenas ideas que no se riegan lo suficientemente rápido.

Ahora veamos cada uno de estos desafíos y como utilizando cada medio disponible -desde la Web a la cartelera en un árbol- podemos hacer algo para resolverlos.

1. La brecha entre nuestras intenciones y nuestras acciones

A muchos nos gustaría responder a diario, de alguna manera, a lo que está sucediendo a nuestro alrededor; pero por una variedad de razones no lo hacemos.  Podemos sentirnos bien o mal, que no tenemos tiempo, ni recursos, ni poder, ni impacto (¿porque complicarnos, si no haremos la diferencia de todas maneras?).  No podremos saber donde comenzar, que hacer, o con quien hacerlo.  Podremos temerle al fracaso, al ridículo, a las reuniones y los comités, a perder nuestro tiempo, a deprimirnos…

Esta lista puede continuar, pero el asunto es que este desafío -u oportunidad- es muy grande.  Imagine (para usar un promedio muy pesimista) que la mayoría de las personas sienten el deseo de arreglar algo o ayudar a alguien por lo menos una vez al mes, y no actúan en ese impulso.  Con casi siete billones de personas en la Tierra, esto corresponde a 200 millones de oportunidades perdidas cada día, y quizás muchas más.

Esta brecha entre la intención y la acción se aplica no solo a individuos, pero también a organizaciones de todo tipo.  Muchas ciudades, escuelas, negocios, museos y hospitales, para mencionar solo unas pocas, estarían dispuestas a participar en una iniciativa local para ayudar a alguna organización similar en otro país, pero por sus propias razones -incluyendo la más simple, que nadie se los ha pedido- casi siempre no lo hacen.

2. Nuestros problemas están conectados, pero nosotros no.

Hay un buen chance que ahora mismo, en diferentes pisos de un edificio de apartamentos, en alguna parte de su país, dos personas están asomados por la ventana y deseando que hubiera un jardín o un parque infantil en lugar de un lote de tierra; pero actuando solos puede ser difícil (y en muchos vecindarios no hay manera de que las personas sepan si están solos) que a pocas cuadras, o dos pisos más abajo o más arriba, hay otros que estarían felices de trabajar con ellos.

Lo mismo sucede con las escuelas, trabajos, y otras comunidades.  Si usted es una de diez personas que le gustaría cambiar algo en algún lugar, ¿cómo encuentra los otros nueve? y si en teoría tiene una forma de encontrarlos -tocando puertas, enviando emails, poniendo carteles- ¿estaría bien hacerlo? hay un buen contexto para que las personas expongan sus ideas y llegar a otros, ¿o parecería extraño o inapropiado?

Por encima de todo esto, muchos de nosotros estamos divididos por nacionalidad, religión, políticas, y otras líneas.  Estas divisiones pueden ser tan profundas que puede ser difícil para nosotros ver toda la humanidad de las personas en el otro lado, y explorar cuanto podemos tener en común a través de nuestras diferencias.

Nuestros problemas sociales y ambientales, por otro lado, no respetan las divisiones impuestas por el hombre; y todos los demás (SIDA y pobreza, por ejemplo, o corrupción y desastres naturales) están dispuestos a trabajar juntos y reforzarse unos a otros.

3. El mundo está lleno de buenas ideas que no se riegan lo suficientemente rápido

Escoja un desafío especifico (de construir un parque infantil en pocas horas, a establecer una nueva clase de corte criminal, a descubrir viejas minas terrestres con ratas entrenadas) y es posible que ya alguien ha encontrado la forma de lograrlo.  Desafortunadamente, las personas y organizaciones atrás de estas innovaciones casi siempre no tienen la forma de compartirlas ampliamente.  Como resultado, las personas y comunidades que pueden beneficiarse de esos programas e ideas podrían nunca saber de ellas, e incluso si se enteran, podrían no tener el conocimiento o los recursos para adoptarlas.

Esto nos trae en un círculo completo.  La persona ‘A’ ha implementado un proyecto maravilloso; a la persona ‘B’ le encantaría llevarlo a su comunidad; y a la persona u organización ‘C’ le gustaría ayudar si alguien se lo pidiera.  Entonces, ¿cómo lo logramos?  ¿Cómo hacemos más fácil para todos nosotros actuar en nuestras buenas intenciones?  ¿Cómo hacemos para que mas ideas aparezcan en ciudades, comunidades, escuelas y lugares de trabajo, y se conecten a todas esas personas y organizaciones que desean implementarlas?  Y ¿cómo creamos un contexto que hará todo esto posible?

De la Internet al cartel en el vecindario

Estas preguntas no tienen una respuesta rápida.  No hay un solo producto o tecnología que las resuelva.  En su lugar, tomándolas juntas, se parecen al desafío de viajar, de llegar del punto A al punto B.  Dependiendo de donde está usted, este desafío no tiene una solución; tiene cientos de soluciones posibles; usted puede caminar o conducir, cabalgar o ir en bicicleta, o tomar un tren o un avión.

De forma similar, dependiendo de las circunstancias, esas dos personas en el edificio de apartamentos pueden encontrarse por medio de una cartelera en la salida del edificio, una lista de emails sirviendo al vecindario, o una encuesta a las personas del área.  O digamos que usted desea ayudar a conectar voluntarios y organizaciones en su comunidad; usted puede hacerlo online, u organizar una feria de voluntariado, pero también puede haberle pedido a un locutor local anunciar en la radio unas cuantas oportunidades de voluntariado.

Lo mismo es para cada aspecto de estos tres grandes desafíos.  En cada caso hay varias maneras de llegar del punto A al punto B; por lo que la pregunta no es como lograrlo; la verdadera pregunta es: ¿Cómo podemos trabajar juntos para llevar estos desafíos por todo el mundo, y entonces resolverlos en cada forma posible?

Lo podemos hacer ahora

Por primera vez en la historia podemos construir una red global que servirá y apoyara a todas aquellas personas que deseen mejorar al mundo.  Una red, un movimiento, un ecosistema que le permita a todas las personas y organizaciones en todas partes, imaginar, conectarse, y actuar:

> Imaginar un mundo, una comunidad, y una vida mejor

> Conectarse con otros, y compartir habilidades, ideas y recursos

> Actuar en nuestras buenas intenciones, y ayudar a otros actuar en las suyas

Nosotros lo podemos hacer, y lo podemos hacer ahora.  Tenemos las herramientas y el conocimiento.  Todo lo que necesitamos ahora es ponernos de acuerdo en unas pocas cosas – las menos mejor.

Solo suficiente goma y ni una gota mas

Cuando desea comenzar una red o coalición, siempre hay una tensión fundamental.  La gente puede querer colaborar, y pueden ver que juntos pueden lograr mucho más.  Al mismo tiempo, la mayoría de las personas valoran su independencia, y sus intereses individuales por lo general vendrán primero.

Entonces, ¿cómo resolvemos esta tensión?  ¿Cómo construimos una red que aproveche la mayoría de lo que cada uno de nosotros tiene para ofrecer, pero que nunca se interponga en nuestros caminos?

Piense en algunas de las redes eficientes que conoce: la Red, Alcohólicos Anónimos, el sistema postal y telefónico global, todas las personas que juegan o siguen su deporte favorito…

Estas redes son omnipresentes, predecibles, y útiles.  Las mejores entre ellas también son descentralizadas, adaptables, y creativas.  Lo más importante, para lograrlo, se mantienen unidas por un nombre, unas metas, y unas pocas reglas -solo las suficientes y no más.

Un nombre que podemos usar

Los nombres funcionan; las palabras importan.  Si usted es un profesor de Perú y encuentra otro profesor de Perú, solo tiene que decir dos palabras -”profesor” y “Perú”- para transmitir una vida valiosa de experiencias compartidas; y si desea comenzar un grupo de profesores Peruanos, usted tiene las palabras para hacerlo.

En nuestro caso las personas están ahí, pero faltan las palabras.  Donde sea que vaya en el mundo encontrara personas que:

> desean vivir en un mundo donde toda las personas puedan tener vidas libres y dignas;

> creen que con todos los recursos que tenemos ahora, deberíamos hacer mucho mas;

> estarían felices de hacer su parte, en un espíritu de generosidad y respeto mutuo.

Estas personas están en todas partes; usted las reconoce cuanto las encuentra, pero ¿cómo las llama?  Y si no les puede poner nombre -si no podemos nombrarnos a nosotros mismos- ¿cómo nos podemos conectar?

Llamemos a estas personas “Idealistas” y veamos lo que podemos hacer con esto.

Unas pocas metas en las que podemos estar de acuerdo

Querer mejorar el mundo es un buen comienzo, pero ¿qué hay de los detalles?  Con tantos asuntos en tantas culturas (desde arreglar escuelas en un país hasta apaciguar un conflicto étnico en otro) y con tantas formas de afrontar cada problema, nunca podremos estar de acuerdo en un grupo especifico de reglas que nos interese a todos nosotros.

Lo que podemos hacer es ponernos de acuerdo en una meta generalizada (para ayudar a construir un mundo donde todas las personas puedan tener vidas libres y dignas) y entonces enfocarnos en los tres desafíos descritos arriba:

> Facilitar que las personas y organizaciones se muevan de intenciones a acción.

> Conectar personas, organizaciones y recursos en cada forma posible.

> Encontrar buenas ideas donde sea que estén, y distribuirlas tan ampliamente como sea posible.

Si hacemos todo esto, y lo hacemos bien, arreglar esas escuelas y apaciguar ese conflicto será mucho más fácil que ahora.

Y unas pocas reglas…

Lo que es bueno para una persona, puede ser malo para otra; por lo tanto, como en cualquier otra red, necesitamos unas pocas reglas.  Desde el lanzamiento de Idealist.org en 1995 hemos usado las siguientes reglas, y han funcionado bien con personas y organizaciones en todo el mundo:

> Ninguna acción violenta o ilegal.

> Ninguna acción en contra de cualquier persona o grupo debido a su raza, origen, nacionalidad, religión, lenguaje, genero, orientación sexual, o habilidad física o mental.

> Cada persona debe tener el derecho a trabajar con otros, libre e independientemente, por una mejor vida y una mejor comunidad.

Actuando y conectando

Con un nombre, algunas metas, y unas pocas reglas, casi hemos llegado.  Para resolver juntos este rompecabezas, solo necesitamos dos piezas más.  La primera es distinguir entre dos clases de participación: actuando y conectando.

En casi todo lo que haga, usted puede ser un actor o un conector (o ambos).  Usted puede leer, o puede comenzar un club de lectura; usted puede jugar un juego, o puede organizar un torneo; usted puede viajar, o puede escribir sobre sus lugares favoritos.

En nuestro caso, si desea cambiar cualquier cosa en su comunidad, usted puede escoger una idea o un problema y actuar en el: voluntariarse, crear, recomendar, aprender, enseñar, dar, compartir, votar…

Alternativamente, usted puede ser un conector y ayudar a otras personas a imaginar, conectar, y actual ofreciéndoles oportunidades de actuar, ayudándoles a conectarse con organizaciones y recursos, y empujando y jalando buenas ideas desde y hacia su comunidad.

Actuar es crítico, pero sin conectores no funciona.

Solo o con otros, online o en persona

Por último, para mucho de lo que hacemos ahora, muchos estamos familiarizados con cuatro opciones.  Usted puede leer, jugar, o viajar solo, o puede hacerlo con un grupo.  Y puede encontrar online lo que necesita, o puede obtener algo de ayuda en persona, entrando a una biblioteca, un gimnasio, o una agencia de viajes.  De manera similar, para ser lo muy eficientes, esta red debe permitirnos:

> Trabajar solos, ya sea como actores o conectores (un profesor ayudando a sus estudiantes a encontrar la forma de involucrarse, o un editor dedicando parte de su periódico para complementar personas con los proyectos que les interese).

> Trabajar con otros en un proyecto especifico, o ayudarlos a confrontar nuestros tres grandes desafíos, iniciando o uniéndose a un Grupo Idealista (un grupo de conectores) en su comunidad, escuela, o lugar de trabajo, o a través de cualquier otra red o identidad (Profesores Idealistas, Idealistas del Perú…).

> Conectarnos online tomando ventaja de cada tecnología que podamos usar, desde radio y televisión hasta redes sociales, y desde blogs y wikis hasta videos y telefonía móvil.

> Conectarnos en persona estableciendo lugares confiables y abiertos en poblados, ciudades, y vecindarios -démosle el nombre Puntos Comunitarios- manejados por un Grupo Idealista o por una organización local, donde las personas puedan imaginar, conectar y actuar, y por medio del cual las organizaciones de cualquier tipo puedan alcanzar y servir a la comunidad.

¿Donde comenzar?

Para crear una red verdaderamente descentralizada y adaptable, todo lo que podemos hacer es comenzar.  Una vez que la estructura básica se establezca, una red efectiva evolucionara orgánicamente y las personas la usaran en formas creativas y sorprendentes.  Para llegar a ese punto, en los próximos meses:

I. Compartiremos este plan con usted, y lo refinaremos con su reacción;

II. Nos alistaremos para alcanzar una mayor audiencia;

III. Alcanzaremos masa crítica invitando a tantas personas como sea posible para que den un paso muy pequeño;

IV. Pondremos juntas todas las piezas;

Veamos estas cuatro etapas con más detalles y asegurémonos de que cada paso lo vea factible.

Etapa I – Compartir y refinar este plan

Entre ahora y fines de Noviembre:

1. Compartiremos esta propuesta con las personas y organizaciones que están en Idealist.org ahora, y con quienes desee invitar.

2. Nos conectaremos con cualquier persona que desee ser parte de este proyecto desde el inicio.

3. Veremos que preguntas, dudas e ideas sean presentadas, y las responderemos lo mejor que podamos.

Etapa II – Alistándonos para alcanzar una mayor audiencia

A inicios de Diciembre, con un plan enriquecido por las preguntas y comentarios de un amplio grupo de personas, estaremos listos para invertir 90 días trabajando con cada uno para:

1. Crear una variedad de materiales -videos, volantes, posters, presentaciones- para una campaña global, para llegar a esas dos personas asomadas a sus ventanas, y a cualquiera donde sea que crea que juntos podemos hacer más.

2. Establecer Grupos Idealistas en vecindarios, escuelas, y lugares de trabajo -donde sea que las personas deseen comenzar a construir sus redes desde el inicio.

3. Conectar y apoyar estos grupos con blogs locales, listas de email, y otras herramientas online; todo enfocado a conectar personas, ideas y recursos en cada forma posible.

4. Coleccionar historias inspiradoras, modelos y ejemplos de cómo las personas y organizaciones están trabajando juntas en diferentes países -desde cooperativas agrícolas innovadoras a locutores promoviendo oportunidades de voluntariado en la radio, hasta cualquier historia o idea que le venga a la mente mientras lee esto.

5. Hacer todo esto en tantos idiomas como sea posible.

Etapa III – Invitando a personas en todas partes a tomar un pequeño paso

1. El 3 de Marzo, con el material promocional preparado y los grupos locales listos para usarlos, imagínese el lanzamiento de una campaña de dos meses para invitar a personas en todas partes a aprovechar al máximo lo que cada uno de nosotros tiene para ofrecer.

2. En cuanto las personas den un pequeño paso y se inscriban (online si tienen acceso a la Internet, o en una organización local de no tenerla), imagine muchos de ellos compartiendo comentarios, fotos y videos con un mensaje claro -”Yo soy un [cualquier identidad que escoja] y también soy un Idealista”- e imagine esto sucediendo en cada lado de cada conflicto.

3. Imagine personas en todas partes expresando una simple idea: Nosotros (y usted) no estamos solos; no estaremos divididos; juntos podemos hacer muchísimo más.

4. Imagine mostrando todo esto en un mapa del mundo, por país y por ciudad, y viendo cuanto tenemos en común a través de nuestras diferencias.

5. Para imponernos un plazo común, y para tener algo de diversión haciéndolo, imagine esta campaña inicial culminando el fin de semana del 7 a 9 de Mayo con una fiesta de apertura para los Idealistas del mundo, con proyectos comunitarios, picnics, ferias, fiestas, o de cualquier otra manera -esto podría ser tan simple como una foto en grupo- que las personas escojan para expresarse donde sea que estén.

6. Al iniciar esta campaña, imagine mas Grupos Idealistas surgiendo alrededor del mundo, con personas reuniéndose para:

> Coordinar la promoción local a individuos, organizaciones, negocios, y los medios;

> Planificar un evento o proyecto para el fin de semana de Mayo 7 al 9;

> Ver que recursos existen en la comunidad, para ayudar a las personas para que actúen en cualquier asunto;

> Buscar posibles anfitriones para Puntos Comunitarios en las escuelas, bibliotecas, casas de oración, y otras organizaciones.

7. Imagine tener un contexto global para todo esto, con nadie pensando que está loco por tratar de conectar los puntos en su comunidad.

8. Por último, imagine el fin de semana a inicios de Mayo, con todos nosotros viendo, sintiendo, y mostrando que el mundo está lleno de personas que comparten sueños y desafíos similares, y que desean hacer algo acerca de ellos.

Etapa IV – Poniendo juntas todas las piezas

Durante los días y semanas después de Mayo 9, habiendo visto que definitivamente no estamos solos, y teniendo ensamblados una rica variedad de modelos, herramientas y recursos para actuar y colaborar, imagine personas en todas partes tomando el próximo paso y agrupándose en vecindarios, escuelas, y lugares de trabajo para imaginar, conectar y actuar, y para ayudar a otros a hacer lo mismo.

Imagine comenzar con un proceso de descubrir y coordinar: ¿Que desean hacer las personas? ¿Qué habilidades, necesidades e ideas tenemos? ¿Cuáles son nuestros desafíos y prioridades? ¿Que más está sucediendo a nuestro alrededor? ¿Quién necesita nuestra ayuda?

Imagine este proceso manejado de una manera agradable, efectiva y rápida, y conduciendo a acciones inmediatas de todo tipo (hay muchas maneras de hacerlo, desde reuniones y conversaciones hasta juegos y encuestas, y entre ahora y ese momento podemos tratar varios métodos y ver cual funciona mejor).

Conforme las personas se conectan, actúan y comparten historias sobre sus progresos, imagine diferentes comunidades prestándose ideas entre unos y otros (”vean lo que ellos están haciendo, nosotros podemos hacer eso también…”), y entonces repitamos este ciclo -llegar a nuevas personas, conectar, actuar, y reportarse- tan seguido como las personas lo deseen.

Por último, en cuanto las personas y las organizaciones se reúnan y conecten, se inician y enriquecen los grupos y las herramientas online, se comparten y desarrollan los recursos y materiales, y los Puntos Comunitarios se establecen, imagine toda la red tomando vida como un grupo de estrellas de mar extendiendo sus brazos.

Al hacer esto, confrontaremos varios desafíos, desde como mejor compartir ideas e información hasta como liderar con diferencias en alfabetización, libertades, y acceso a varias tecnologías.  Algunas de estos desafíos serán más difíciles que otros, y en ciertos casos podríamos golpear una pared.  Pero el asunto acerca de nosotros los humanos es que una vez llegamos a un acuerdo sobre una gran meta, somos sorprendentes al descubrir cómo hacerlo.

Donde sea que este, usted puede lograrlo, y juntos podemos cambiar como pensamos acerca de lo que es posible en nuestras vidas y en nuestras comunidades.  En un mundo con visiones compitiendo, recursos limitados, y consecuencias inesperadas, siempre habrán limitaciones a lo que podemos hacer sobre nuestros problemas sociales y ambientales.  Pero estas limitaciones no son fijas.  Con las herramientas y la experiencia acumulada hasta hoy a nuestro alcance, podemos empujar estos límites más lejos que nunca antes.  ¿Qué tan lejos?  Encontremos la respuesta.

¿Qué puede hacer usted?

¡Gracias por leer!  ¿Qué piensa?  ¿Tiene sentido esta idea para usted?  ¿Desea ayudar a construir esta red?  De ser así, aquí está algo de lo que usted puede hacer durante la primera etapa (entre ahora y fines de Noviembre):

1. Primero y más importante: únase a nosotros y comparta sus pensamientos inscribiéndose aquí.  (Esta es la única manera en la que estaremos  en contacto con usted).

2. Tómese un momento para pensar sobre cada persona que usted conoce que pueda gustarle esta idea, e invítelos a unirse a esta causa en http://www.idealist.org/more . Use email (todavía lo mejor, al parecer), blogs, redes sociales, listas de correo -lo que sea que use en su vida diaria.  Nada en la Internet tiene más poder que su propia y autentica voz, así que solo dígale a las personas porque está animado acerca de esto, y ellos posiblemente le den un vistazo.

3. Asegúrese de que sus preguntas estén contestadas entre las Preguntas Frecuentes FAQ.  Entre ahora y fines de Noviembre nuestra meta más importante es clarificar y refinar esta idea con usted; así que si tiene una pregunta que no esté contestada ahí, por favor envíenosla.

4. Visite el blog por noticias y actualidades (si lo desea poner en sus favoritos, está en http://www.idealist.org/blog/ ).  Estamos respondiendo a preguntas, comentarios, e ideas conforme nos llegan; y en el blog será la mejor manera de involucrarse en esta campaña conforme evoluciona.

5. Vea quien más se ha inscrito en su país, estado/provincia, o ciudad.  Si son muy pocos, podría tener sentido conectar y coordinar su promoción local.

6. Exprese su apoyo haciendo una donación, no importa que tan pequeña.  Su donación sirve a dos propósitos críticos.  Al poner su dinero aquí donde está su corazón, usted está “votando” por esta iniciativa y declarando que este es un proyecto digno de apoyo.  Al mismo tiempo, usted está proporcionando combustible para mantener esta maquinaria funcionando.  ¡Gracias a usted por ambos!

7. Por favor escriba y envíenos sus preguntas e ideas.

(Y por favor recuerde que la pagina “Get Involved” contiene un sumario de estas acciones, para que no tenga que regresar aquí después de integrarse).

¡Gracia de nuevo!  Creemos que juntos podemos hacer muchísimo, y esperamos hacerlo con usted.

Una respuesta to “Propuesta del Movimiento Idealista”

  1. […] http://www.doylet.org/BdT/?page_id=99 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: